Bulimia

trastornos aliementarios ayuda psicologica terapias obesidad anorexiaEl concepto diagnóstico de “Bulimia Nerviosa” fue utilizado ya a finales del siglo XIX, para describir una categoría de pacientes que presentaban tendencia a comer demasiado y a reducir, a través del vómito autoinducido, el uso de laxantes o los diuréticos, las consecuencias negativas de esta sobreingesta, es decir, el sobrepeso.

Existen factores que desempeñan un papel fundamental para la realización de un diagnóstico correcto:

  • En primer lugar, la existencia de atracones o episodios de ingesta voraz, el factor principal de esta patología.
  • En segundo lugar, las actitudes negativas hacia la propia imagen y el peso. Esta opinión negativa, como en el caso de la anorexia nerviosa, influirá negativamente en la conducta alimentaria y el estado anímico del paciente.

Con mucha frecuencia encontramos que el desprecio hacia el propio cuerpo irá asociado a un desprecio y no aceptación de sí mismos.

  • En tercer lugar, en el diagnóstico de bulimia nerviosa desempeñarán un papel importante las conductas compensatorias para evitar un presumible aumento de peso tras un episodio de ingesta voraz.Estas irán desde vómitos, a uso de laxantes y diuréticos, excesivo ejercicio físico y/o empleo de dietas. El empleo de vómitos y/o dietas es una de las estrategias más frecuente, pero no por ello criterio indispensable para el diagnóstico.